domingo, 15 de julio de 2007

Coca amb tonyina



Bueno, esto llega con mucho retraso, primero porque esta coca la hice hace ya una semana, pero aún no había pasado la foto al ordenador, y segundo porque la coca amb tonyina supuestamente se come en hogueras, pero bueno, que chorrada ¿no? si está buena, está buena todo el año. Tomando consejos de Silvia, de mi madre y del Cocinero Fiel, conseguí hacerla y la verdad es que quedó bueníma. Pequeñita pero matona. Le faltó un poquito de sal, porque la cebolla le daba demasiado dulzor y el brandy también. Un consejo, si son las 22:30 y teneis ganas de cenar, comed algo que esté ya hecho o que sea rapido de preparar, no os pongais a hacer una coca desde cero, o pasareis mucha hambre hasta que se termine de hacer. Bueno, ahí va la receta:

Pela y corta en juliana 5 cebollas grandes, ponlas a pochar en una sartén con poquito aceite a fuego lento y cuando esté medio hecha añade media copita pequeña de brandy. La cebolla tiene que quedar bien blanda ¡¡Ah!! Y ponle un poco de sal. Mientras se hace la cebolla puedes hacer la masa. Pon un poco de levadura en un bowl y mezclala bien con un vaso pequeño de aceite y otro de agua (y sal!!!). Ve añadiendo harina mientras mezclas, y amasa bien hasta conseguir una bola que no se pegue al cacharro. Échale un poquito más de aceite y vuelve a amasar. Dejala reposar, no demasiado tiempo, tapada con un paño. Parte la bola de masa en dos trozos iguales. Echa harina en la encimera para poner uno de los trozos encima y amasarlo bien con un rodillo. Que quede bien fina eh!. Unta un poco de mantequilla en la bandeja del horno para que no se pegue la masa y espolvoreale un poco de harina también. Pon la masa fina encima y pinchala con el tenedor para que luego no se hinche. Cuando esté la cebolla y se haya enfriado extiéndela por encima de la masa. Añade piñones y trocitos de la susodicha tonyina, que en esta receta es el atún saldo seco que puedes encontrar en el mercadona, entre otros sitios. Si quieres hacerlo más facil échale una lata de atún, que es lo que hice yo, pero mejor lo otro que es lo suyo. Haz el mismo procedimiento que antes con la otra mitad de la masa y cubre la coca. Pínchala también, corta los bordes sobrantes para que quede rectangular y cierrala presionando los bordes con un tenedor. (Por cierto, el horno ya hace rato que debería estar a 200º, no se a que esperas). Pinta con una brocha y clara de huevo la superficie de la coca para que coja color. ¡Y al horno! ¿Cuánto tiempo? Pues cuando se dore la masa ya está, fácil. ¡Vigílala bien!.

Y bueno, eso es todo, a ver si os sale tan buena como la mía. Ánimo!

3 comentarios:

  1. MMMMM....Tiene tan buena pinta como me la imagine aquella noche cuando me lo contabas y te veia desesperado de hambre y no puedes negarlo que vi como hacias algun que otro intento de darle un bocado al teclado ;)
    Yo antes de ponerme con la receta preferiria probar una tuya jeje
    Bueno el día que quieras nos ponemos el mandil y compartimos secretos...culinarios :D

    besos guapeton!!
    ch ch!! la semana que viene de acampadaaaaaaaaaaaaa!!!aunque sea mini seguro que nos da para mucho.
    bye bye!!

    ResponderEliminar
  2. Arrrggggggg coca amb tonyiiiiiiina (lease con voz de Homer babeando). Lo de que HAY que comerla en hogueras no es cierto. En hogueras es una tradición comerla. Pero en ningún momento eso significa que solo se pueda tomar ese dia :P De hecho en mi familia somos muy aficionados a hacer a menudo.

    En fin, que ya nos darás a probar de tu apetitosa coca, que tiene mu buena pinta.

    ResponderEliminar